Empresarios petroleros alertan que Exxon Mobil y CIJ propician guerra Venezuela-Guyana

Compartir este contenido por:

Denuncian que la empresa está cometiendo fraude en EE.UU. con el propósito de controlar los recursos energéticos del territorio Esequibo.

La Asociación Latinoamericana de Empresarios del Petróleo, denunció que la Exxon Mobil está cometiendo fraude en Estados Unidos con el propósito de controlar los recursos energéticos que yacen en el territorio Esequibo.

Además, la Asociación alertó mediante un comunicado que para avanzar en el control del Esequibo, Exxon Mobil está impulsando una guerra entre Venezuela y Guyana con el aval de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Venezuela ha presentado documentos históricos que le dan la titularidad sobre los 159 mil kilómetros del Esequibo, legajo que Guyana se ha negado a reconocer.  

“Los integrantes de la Asociación Latinoamericana de Empresarios del Petróleo manifestamos nuestra sincera preocupación por las políticas desarrolladas en perjuicio de la estabilidad energética mundial y con fines unilaterales de beneficiar a la empresa Exxon Mobil Corporations”, dicen los empresarios en un comunicado publicado.

Para la Asociación, ha sido más que evidente “los pésimos resultados de las políticas de bloqueos, intervenciones y guerras energéticas en las distintas regiones del mundo”. Y advierten que “por primera vez y con el ilegítimo aval de la Corte Internacional de Justicia (CJI) se está planteando una guerra entre países a causa del petróleo y sus derivados”.

La Asociación recordó que la última guerra energética en la que Estados Unidos participó activamente “para beneficiar los intereses de la empresa Halliburton en Irak, dio frutos terribles al mercado y a la estabilidad del sector”.

En ese sentido denunciaron que la Exxon Mobil “ha cometido delitos evidentes establecidos en la legislación estadounidense ya que ha destinado recursos de los inversionistas privados para emprender una arremetida ilegal contra un territorio en disputa y sin ningún asidero jurídico para iniciar operaciones hoy seriamente cuestionadas”.

Refieren los empresarios petroleros que la legislación estadounidense castiga con severas penas el delito de fraude financiero así como el mal uso de los recursos de los inversionistas públicos de la Bolsa de Valores. Pero además establece sanciones para las corporaciones o particulares que corrompan a funcionarios de gobiernos extranjeros.

“Estos actos ilegales han sido cometidos por la trasnacional Exxon Mobil solo con la firme intención de controlar los recursos del territorio Esequibo en disputa”, recalcaron.

Estaciones de Citgo

La Asociación igualmente advirtió que el objetivo final de la Exxon Mobil es apoderarse de Citgo, una empresa petrolera venezolana con sede en Estados Unidos, cuyo Gobierno se la entregó al grupo de Juan Guaidó, el diputado opositor que se autoproclamó presidente de Venezuela.

“Las estaciones de servicio de Citgo son el objetivo final, ya que controlando el petróleo de Guyana, evidentemente Exxon Mobil se convertiría en la petrolera con mayor presencia en los Estados Unidos, en su mercado interno y con una vasta extensión de reservas petroleras a su disposición”, dice el comunicado.

“Es evidente que estamos en presencia de una lucha del mercado energético con una guerra en puerta a costa de pueblos y personas inocentes”, indicaron.

A los empresarios petroleros agrupados en la citada asociación también les preocupa los procedimientos penales abiertos en Venezuela, que según su análisis, perturban la producción petrolera.

“No entendemos cómo la industria se abstiene de dar los pasos necesarios para el aumento de la producción, emisión de papeles financieros destinados al financiamiento en el aumento de la producción, la apertura de verdad de nuevos operadores interesados en venir a invertir y la sanción a funcionarios del Poder Judicial los cuales están acosando a empresarios de la industria paralizando con sus acciones operaciones estratégicas de mercado que a la larga merman la capacidad productiva del sector”, dice la Asociación en el  comunicado difundido.

“Creemos que dentro del país se encuentran personeros de la misma Exxon contribuyendo a que Pdvsa no arranque definitivamente como potencia petrolera”, acotaron.

La Asociación sospecha que “una guerra de carácter bélico” impulsada por la ExxonMobil está en puertas con el propósito de liquidar a la industria petrolera venezolana.

Esa estrategia de acabar con Pdvsa, tiene sus consecuencias que la Asociación resume en tres puntos:

a.- Fortalece definitivamente a la Exxon Mobil como la más grande corporación petrolera a nivel mundial destruyendo los mercados internos de los Estados Unidos.

b.- Los pequeños productores de Texas, Estados Unidos, quedarían totalmente marginados con el ingreso del petróleo Guyanés a precios de subsidio, lo que destruye el comercio energético interno.

c.- Desequilibrio en la región producto del incremento de precios frente a la discusión del diferendo limítrofe.

d.- Descontrol de los precios y regulaciones de mercados necesarios en momentos de crisis.

Ante esas circunstancias, la Asociación recalcó su propuesta del levantamiento de las sanciones impuestas por Estados Unidos y que traban el negocio petrolero en Venezuela; así como iniciar una investigación contra la Exxon Mobil por presunta violación de la leyes internas federales de los Estados Unidos.

“También queremos expresar que debe respetarse la decisión del pueblo venezolano manifestada el domingo 3 de diciembre pasado con ocasión del referendo consultivo sobre la Guayana Esequiba y en donde la voluntad de la población quedó claramente expresada con respecto a un territorio que a todas luces es propiedad de la República Bolivariana de Venezuela”, concluye la Asociación.  

Compartir este contenido por: