.

¿Realmente les va peor a los hijos de padres homosexuales?

www.observatoriobioetica.org- Parece que se detectan problemas emocionales en los niños adoptados por parejas del mismo sexo, según se constata en un trabajo en el que se compara la evolución psicológica de hijos de 512 parejas del mismo sexo con 206.495 hijos de parejas heterosexuales. En cada grupo se evalúan 12 parámetros emocionales, y diversos problemas de desarrollo, teniendo en cuenta edad, sexo y raza de los hijos y nivel de educación y económica de los padres, constatándose que los hijos de parejas homosexuales tenían 2,4 veces más problemas emocionales que los hijos de padres heterosexuales. Este riesgo se aumentaba a 2,7 cuando los padres tenían problemas psicológicos y 1,3 cuando existía inestabilidad familiar. En un segundo estudio del mismo autor se constata que cuando se hace un seguimiento de estos hijos a las edades de 15, 22 y 28 año,s los hijos de las parejas homosexuales tenían 2,6 veces más riesgo de depresión que los de las parejas de heterosexuales. Aunque hay otros estudios que no detectan estas diferencias, parece de interés constatar las referidas en los dos trabajos anteriormente citados.

Literatura de soporte

Puede consultar este libro que recopila todas las investigaciones relacionadas:
No Differences? Ed. Witherspoon Institute. Princeton, 2014. ISBN: 978-0-9851087-2-4
Puede adquirirse en https://www.amazon.com/gp/product/098510872X

Sinopsis del libro:
¿Sin diferencias? How Children in Same-Sex Households Fare es una antología de artículos académicos que examinan los datos más recientes y la literatura académica sobre el bienestar social de los niños criados en hogares del mismo sexo. En 2005, la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) declaró que no había “ni un solo estudio” que mostrara que los hijos de padres homosexuales o lesbianas estaban en desventaja en comparación con los hijos de hogares de madre y padre. Esta declaración se convirtió en un hito en el cambio dramático y sin precedentes de la opinión popular sobre la crianza de los hijos del mismo sexo. Esta antología presenta ensayos de investigación en ciencias sociales que desafían enérgicamente la afirmación de la APA y proporcionan evidencia de la afirmación opuesta, que a los niños les va mejor en hogares casados de madre y padre. Publicados en importantes revistas revisadas por pares y complementados con resúmenes fáciles de leer de cada artículo académico, los ensayos de este volumen ayudan a aclarar puntos cruciales de debate sobre la afirmación de “no hay diferencias”, incluidas las debilidades de los estudios sobre padres homosexuales. afirmando que los niños están bien; las fortalezas comparativas de la investigación académica que encuentra lo contrario; los reveses reales que sufren los niños de hogares del mismo sexo; e hipótesis sobre por qué los niños experimentan los resultados negativos. En última instancia, los investigadores argumentan que la inestabilidad en hogares con padres del mismo sexo, la pérdida de uno o más padres biológicos; y la desigual distribución por género de los padres se encuentran entre los posibles canales por los cuales los niños de estos hogares sufren daños. Para aquellos que estén interesados en el debate académico pero deseen resúmenes que faciliten la comprensión del lenguaje para los no especialistas, ¿No hay diferencias? será un recurso útil para examinar el papel que desempeñan las estructuras familiares en el bienestar y el desarrollo de los niños.