Certifican a perros Mucuchíes como la única raza pura de Venezuela

Compartir este contenido por:

La Federación Canina de Venezuela (FCV) otorgó la certificación con reconocimiento internacional al criadero de perros Mucuchíes, ubicado en el estado Mérida.

El documento oficializa a estos caninos como única raza pura del país.

El certificado fue entregado al criador Édgar Albarrán para constatar que nueve de sus ejemplares Mucuchíes, son raza pura.

Es importante resaltar que este criadero tiene más de 20 años funcionando para el cuidado de esta raza canina histórica.

Es importante destacar que los 31 de agosto se festeja que, a través del decreto presidencial publicado en Gaceta Oficial N° 27.530, se declaró al perro Mucuchíes como una raza canina autóctona de Venezuela.

Se tiene previsto para el próximo año 2024 que la raza Mucuchíes sea evaluada en la Conferencia Canina Internacional que se celebrará en marzo, en Honduras, para ser incluida en su catálogo canino.

Orígenes

El perro Mucuchíes es originario de Venezuela, su origen es debatido en dos hipótesis. Por un lado, se le otorga al veterinario Wilender Ferrari la autoría de los cruces que dieron lugar a la primera camada. Por otro se cree que descienden de los canes introducidos por los conquistadores españoles a finales del siglo XVI como el Mastín español, del Pirineo y el Argelino, o como el Ovejero del Atlas o Aidi y el Montaña del Pirineo.

Su gran tamaño y constitución fuerte y robusta, lo hace verse imponente, sin embargo, tiene un aspecto muy agradable y dulce. Es muy enérgico y atlético, aunque sus movimientos no suelen ser impetuosos.

En la historia venezolana se hizo famoso por ser la raza del famoso Nevado, el perro que acompañó a Simón Bolívar durante su travesía por la lucha de independencia.

En los años 20 del siglo pasado se podía encontrar por toda Venezuela. Pero, después de la amplia distribución de la raza, comenzaron a ligarlos con otras razas y su pureza declinó y marcó el comienzo de su casi extinción.

En 2008, se aprobó crear la Fundación Nevado (Funev), que contaría con seis de estos perros. La idea era trasladarlos al Parque nacional El Ávila, donde se dan unas condiciones ambientales similares a las montañas de los Andes y gozarán de un clima apto y una atención especial que contribuiría a su reproducción.

Compartir este contenido por: