Juramentada Karina Carpio como gobernadora del estado Aragua

Compartir este contenido por:
El miércoles 1 de Diciembre, fue juramentada Karina Carpio, como la nueva gobernadora del estado Aragua, convirtiéndose en la primera mujer en ejercer este cargo en esta entidad. Foto: Prensa Presidencial.

Carlos Sánchez. CCM Venezuela- La sesión especial se realizó en las instalaciones del Teatro de la Ópera de Maracay, donde estuvo el presidente de la República, Nicolás Maduro, acompañado de la primera dama, Cilia Flores.

Tras la juramentación, la nueva gobernadora de la entidad recordó que, durante la campaña, recorrió todos los rincones del estado para conocer y recoger las inquietudes de la gente, y llevar el programa del Plan de la Patria a todos los rincones.

De acuerdo a Carpio, su política será de inclusión y de paz, por lo que trabajará junto a los 18 alcaldes electos para mejorar las condiciones de vida de los habitantes.

«En la campaña compartí con abuelos, conuqueros, mujeres, niños, nunca pensé ser tan querida por el pueblo. Toqué las puertas y esas puertas fueron abiertas y aquí estamos con conciencia revolucionaria. Levanté un pueblo en esperanzas y expectativas, lo que obtuve fue amor y cariño», expresó Carpio.

Karina Carpio: “La fe es la certeza de lo que se espera”

“La fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Es un principio de acción y de poder cuando nos empeñamos en alcanzar una meta digna. Estamos ejerciendo la fe porque demostramos nuestra esperanza en algo que aún no podemos ver, pero sabemos a ciencia cierta, que la recibiremos gracias a la misericordia de nuestro Dios”, aseguró. Fueron parte de las declaraciones ofrecidas por la Dra. Karina Carpio durante su campaña electoral.

Durante su alocución, oportunamente la gobernadora instó al presidente Maduro a amar a Aragua. Ciertamente es como corresponde a una líder cristiana al dirigirse al ciudadano presidente.

Bendiciendo su gestión publica

Desde mis convicciones cristianas, bendigo en el nombre del Señor Jesucristo, la gerencia pública que llevará a cabo la hermana Karina Carpio, a fin de dar buen testimonio a quien; en su misericordia, le ha dado la oportunidad de ser útil a sus coterráneos, teniendo como reto, además, que su obra de gobierno contribuya a la evangelización temprana del Señor Presidente Nicolás Maduro y a todo su tren ejecutivo, de forma directa o indirecta. Toda la gloria sea a Dios.

Llama igual mi atención, que al parecer, los electores aragüeños, tuvieron más en cuenta el testimonio del líder que se postula para un cargo de elección popular, que a la tarjeta del partido político que le respalda.

Me preguntó – ¿Será este el comienzo de una etapa de la historia de Venezuela, en la que verermos alguna vez, a una mujer presidente y además cristiana evangélica? Solo Dios lo sabe. Pues nuestros pensamientos no son los pensamientos de Dios, ni nuestros caminos los suyos.

Compartir este contenido por: